FuChat

Si pensabas que lo habías visto todo, agárrate que vienen curvas, porque dentro de unos meses circulará por el mercado un lindo aparatito. Desde el momento en que aparezca, cuando hablemos por teléfono con alguien tendremos ser capaces de detectar si nuestra voz denota nerviosismo o preocupación, porque esa es precisamente la función de FuChat, un prototipo de teléfono emocional que incorpora unos sensores capaces de detectar nuestro estado de ánimo, y nos podrá delatar si andamos desprevenidos. A partir de nuestro tono de voz y de nuestra temperatura corporal, este ingenioso dispositivo obtiene sus propias conclusiones sobre nuestro estado anímico y lo demuestra con unos iconos que aparecen en la parte trasera del teléfono. Todo indica que este dispositivo ha sido diseñado para contentar a aquellas personas que necesitan controlar todo aquello que hagas (conocer adónde vas, con quién, e incluso saber todo lo que piensas y nunca te atreviste a contar). ¿Qué ocurre si tienes la necesidad imperiosa de ocultar algo a tu pareja, jefe o a algún familiar? ¿Qué hacer si tu jefe te llama para conocer el estado de los últimos presupuestos o proyectos que hay que presentar? Es como la máquina de la verdad, pero sin público expectante. Toda una delicia para hacer más entretenidas las convivencias. Todo tiene su precio, pero nunca el avance de la tecnología había costado tan caro. A pesar de todo, el llamado teléfono emocional e inteligente incluye una práctica función como la de los hoteles (‘no molestar’) para los días grises en los que le tirarías un tomate a alguien y mejor que ni te toquen.

By: Mona

Anuncios