Casi el 75% de los espectadores considera que la televisión es el medio de comunicación en el que la publicidad más molesta. El estudio recoge la importancia de dicho porcentaje en consecuencia a la región, la clase social, el sexo y la edad.

La molestia en la población comprendida entre 55 y 64 años es mayor que en la de los jóvenes, llegando a ser del 80% en el caso de los primeros.

En lo que se refiere a las comunidades, Murcia está considerada como la región donde más molestan los anuncios de televisión con un 87%, en contraste con la en que menos molestan, Canarias, con un 47%.

En contraste con estos altos porcentajes, el resto de medios de comunicación molestan en porcentajes bastante más pequeños:

– Radio 7,1%

– Internet 4,9%

– Cine 4,7%

– Revistas 2,2%

– Periódicos 1,8%

No obstante, a pesar de ser la televisión el medio donde más incomoda al público ver publicidad, curiosamente también es el que mejor logra captar la atención de dichos espectadores, con una media de un 46,8% en la televisión, un 13% en las revistas, un 11% en los periódicos y un 10% en la radio.

Por otro lado, diferenciando tipo de prensa y sexo, el 15,9% de los hombres prestan más atención a las inserciones en diarios mientras que un 14,5% de las mujeres lo hacen en las revistas.

Analizando dichos datos respecto a las edades de ambos sexos, los jóvenes son más propensos a fijarse en la publicidad de las revistas, mientras que a partir de los 35 años se hace más en los diarios, alcanzando una media del 14% entre los que tienen más de 60 años.

Hasta los 25 años, se pone de relieve la importancia que le dan los jóvenes a la publicidad en internet y en el cine en relación a la media de la población, que va desde un 4% y un 9% respectivamente en los jóvenes hasta un 1% y el 4% en el resto.

Como curiosidad, el estudio evalua los anuncios de comida en la televisión. Una prueba constata que los niños de 7 a 11 años que ven media hora de dibujos animados que incluía publicidad de alimentos, comían un 35% más mientras veían dicha programación, que los niños que vieron los mismos dibujos pero con los anuncios de alimentos suprimidos. 

La investigación muestra como los adultos que ven anuncios de televisión de comidas non saludables comieron hasta un 30% más que los que vieron anuncios que intentan comunicar mensajes sobre una nutrición más sana.

Fuente: Estudio publicado en la edición de Julio de “Health Psychology”, por la Universidad de Yale (Connecticut)

Anuncios