Utros prefieren llamarlo pomming o bolsing, el caso es que la técnica de marketing directo que consiste en colgar la publicidad del pomo de la puerta se está haciendo fuerte en España y, según los expertos, pese a que su coste es mucho mayor, logra mejores resultados que el buzoneo tradicional. Un formato cuya principal ventaja es que asegura que el producto llega en buenas condiciones al destinatario final. El pomming consiste en dejar el material publicitario troquelado colgado en el pomo de la puerta de cada hogar mientras, el bolsing también dejaría la publicidad en el pomo pero dentro de una bolsa de plástico susceptible de ser serigrafiada con publicidad.

Aunque este nuevo modelo de marketing directo implica un coste mucho mayor que el tradicional buzoneo, su efectividad aumenta. En este sentido José María Pavón, director general de Impacto, señalaba a la revista Nuestros Negocios que se trata de una técnica “bastante más notoria que el buzoneo tradicional, ya que, si al llegar a casa te encuentras con un folleto troquelado, o una bolsa que contenga algo, lo normal es que lo cojas y lo metas en tu casa”.

Fuente: Nuestros Negocios

Anuncios