Frame Atrápalo

La lógica habitual del mercado nos dice que cuando alguien quiere disfrutar de un servicio o producto, tiene que pagarlo en función de un precio que ha marcado el vendedor. Pero, ¿y si te propusisesen unas vacaciones cuyo precio pones tú una vez han pasado en función de tu grado de satisfacción? Esto cambiaría estas reglas del mercado. Si has quedado satisfecho pagas en función de lo que crees que te han aportado, si no, no pagas nada.

De alguna forma, si todos fuésemos honrados y los servicios/productos fueran de calidad, cumpliendo con las expectativas del cliente -aunque las expectativas, ya sabemos, se acostumbran a medir en función del precio que se va a pagar-, el sistema debería funcionar, pero está por ver. Aunque es distinto fijar un precio en función de costes y beneficios (cuando lo pone el vendedor) o en función de satisfacción y expectativas satisfechas (cuando deberá ponerlo el comprador).

Ésta es la prueba que ha puesto en marcha el portal de internet Atrápalo.com, a través del programa El Trato de Atrápalo. Se ofrecen 300 destinos turísticos (la mayoría estancias) para disfrutar sin haber pagado nada. Si a la vuelta uno está satisfecho, pago lo que cree justo, si no, no paga nada y ha “disfrutado” de unas vacaciones gratis. Pero si acabas no pagando, es porque no has disfrutado –para esto mejor quedarse en casa- o porque no eres honrado y no cumples con tu parte del trato.

Si este sistema funciona, puede tener muchas implicaciones. A la espera de los resultados, podemos anticiparnos, cada uno a título personal, con la experiencia que hemos tenido en nuestras vivencias pasadas. ¿Hemos quedado satisfechos siempre que hemos “salido de casa”? ¿Hubiéramos pagado? Estaremos atentos a las conclusiones y resultados de la iniciativa.

By: Anaur

Anuncios