Innovación,  promociones y comunicar el valor de la marca del fabricante son hasta ahora las estrategias más usadas por los anunciantes para luchar contra la marca de la distribución, batalla que no sólo se libra en España. En Reino Unido, Heinz ha buscado un nuevo camino por el que llegar a la cesta de la compra de los consumidores: vender sus salsas de barbacoa en centros de jardinería. Heinz ya había probado esta estrategia en acciones puntuales, pero nunca de manera permanente.

“Los centros de jardinería son una oportunidad de espacio blanco“, ha declarado Dave Woodward, presidente de Heinz en Reino Unido e Irlanda, en Financial Times. La compañía también venderá sus productos alimenticios para bebés en las tiendas de ropa infantil Mothercare, en gasolineras y tiendas de conveniencia.

Esta novedad tiene que ver con el objetivo de la marca para reducir su dependencia en las cadenas de supermercados como Tesco, Asda, Morrisons y Sainsbury, que acaparan el 70% de sus ventas. “Tenemos que trabajar duro para que los consumidores paren de consumir la marca de la distribución”, ha comentado Woodward.

Heinz también tendrá bajo la manga otra arma: la publicidad.  Tiene previsto incrementar su inversión publicitaria un 20%. En octubre estrenará una campaña en la que promocionará todos sus productos a la vez, algo que hará por primera vez en su historia.

Fuente: Marketing News

Anuncios