Investigando por la web hemos encontrado esta noticia sobre la nueva campaña de Skype en la red para promocionar su servicio de llamadas de bajo coste. Debemos decir que hemos quedado maravillados, primero, por la genialidad de la campaña y segundo, por su gran efectividad. La marca ha instalado una cabina telefónica en medio del desierto y allí dejó a Rob, un chico cualquiera, para que respondiera durante diez días a todas las llamadas que fuera recibiendo mientras una cámara fija le grababa. Los usuarios han podido seguir todo el desarrollo del experimento en streaming a través de la web, donde también pudieron anotar el número de teléfono con el que podían contactar con Rob.

Rob tuvo que atender a más de 700 llamadas y la web que emitió en directo el experimento ha logrado más de un millón de visitas.

Os invito a que entréis y observéis.

By: Mona

Anuncios