Dos de las grandes figuras de los años setenta, el actor Pepe Sancho y el cantante Tony Ronald, nos abandonaron el pasado domingo 3 marzo, victimas de largas enfermedades. Ambos se pasaron la vida luchando por y para su gran pasión y sólo se bajaron del carro cuando se vieron obligados a frenar.

José Asunción Martínez Sancho, Pepe Sancho, era un actor de garra y genio. Su primera aparición en las grandes pantallas fue a los 4 años. Ayer, con 68 años, ponía punto y final a su curtido currículo con más de un centenar de obras de teatro y setenta películas en sus maltrechas espaldas. Él pensaba que tenía una paresia aguda en una cuerda vocal y se enfadó mucho por no poder estrenar la última obra en la cual estaba trabajando ‘La amante inglesa’. En realidad, un cáncer que pensaba que había remitido se lo llevó y, con él, la virilidad hispánica. Ganó mil y una batalla sobre los escenarios, pero la batalla que le obligó a bajarse de ellos se lo llevó. En la memoria nos quedará el apuesto estudiante del heroico Curro Jiménez (encarnado por el también desaparecido Sancho Gracia). Con él se nos va uno de los grandes, uno de los nuestros…

curro-jimenez-pepe-sancho

Siegfried Andre Den Boer Kramer, más conocido por su nombre artístico Tony Ronald, ahogó su último ‘Help!’ a los 71 años de edad tras una larga enfermedad que le retiró de los escenarios justo hace una semana. El holandés errante, que se estableció en la Ciudad Condal, había confirmado su participación en el homenaje que le realizaban sus más cercanos amigos el próximo 19 de marzo en la sala Luz de Gas. Finalmente, el homenaje será póstumo pero siempre quedará en nuestra memoria las versiones que realizó a The Beatles, The Monkeys o Little Richard que en su último adiós cantaran artistas que le acompañaron siempre como Joan Manel Serrat, Karina, Santi Carulla de ‘Los Mustang’, Elsa Baeza, Helena Blanco de ‘Los Mismos’, Jeanette, Nicky, Angela de ‘Nubes Grises’, Dyango, Enric Millan de ‘Santa Barbara’, Leslie de ‘Los Sirex’, Los Amaya, Los Diablos, Llorenç Santamaría, Mike Kennedy o Micky. La Legión Extranjera del Pop Español, tal y como los bautizó Álex Oró, perdió uno de sus máximos exponentes.

 

Anuncios