DeadManDown-OneSht1358360125

Estamos llegando a unos extremos insospechados en el mundo de la publicidad. Y por uno de esos extremos, precisamente, se mueve la agencia neoyorkina Thinkmodo, encargada de realizar la promoción de la película Dead man down, protagonizada por Colin Farrell y Noomi Rapace que próximamente llegará a las grandes pantallas de los Estados Unidos. La estrategia o experimento de Thinkmodo se mueve en unos parámetros que podríamos considerar excesivamente agresivos.

La agencia instaló una cámara oculta en un ascensor de Nueva York y escenificaron un falso intento de asesinato para grabar la reacción de los testigos del crimen. Las sorprendidas víctimas del experimento se topan con un hombre intentado estrangular a otro con una cuerda. Aunque la mayoría de los testigos huyen por patas del lugar del crimen, otras se arman de valor y se enfrentan al ‘asesino’. La reacción más sorprendente es la de un chico que se agacha, no para ayudar, si no para realizar una instantánea del crimen. No sabemos realmente si es para identificar al asaltante ante la policía o para compartirlo con sus amigos a través de las redes sociales. ¿El mundo está loco? No, el ser humano es extraordinario como decían los amigos de Radio Colifata

Anuncios