abci-facebook-pierde-adolescentes-201303051732

Facebook se está quedando obsoleto. A mucho les sorprenderá está afirmación pero es lo que opina la gran mayoría de los adolescentes, acostumbrados a novedades constantes, que están migrando a otras redes. Y de hecho, así lo recogió la misma red social en la última entrega de su informe anual. Hace una semana el director de producto de Facebook, Blake Ross, anunciaba su renuncia debido a la perdido de usuarios porqué “muchos usuarios han reducido su compromiso con Facebook a favor de su creciente compromiso con otros productos y servicios como Instagram”. De hecho, el principal problema de Facebook lo expuso Matt Asay, vicepresidente de estrategia corporativa de 10gen. En abril de 2012 explicó en The Register que el problema de Facebook no era que estaba aburriendo a los adolescentes o estuviese perdiendo su encanto sino otro. El problema “es que puede estar convirtiéndose en atractivo para la clase equivocada de persona: sus padres”.

Mark Zuckerberg no se ha quedado de brazos cruzados. Hace algún tiempo ya anunció que “la era de la privacidad ha terminado” levantando un gran revuelo de opiniones. Ahora, ha vuelto a poner el dedo en la llaga para buscar una solución a su decrecientes estadísticas haciendo público que intentará acabar con las restricciones de edad para poder abrir una cuenta en las redes sociales.

La edad mínima para registrarse en Facebook en Estados Unidos está situada en la barrera de los 13 años, mientras que en España el limite se ubica en los 14 años. A pesar de ello, la realidad es muy diferente puesto que no es tan difícil engañar al ordenador con nuestra fecha de nacimiento. Según un estudio de Consumer Reports, sólo en Estados Unidos más de 7,5 millones de menores usaron el Facebook en 2010 sin haber cumplido la edad exigida.

En un periódico de referencia como es The New York Times se están cruzando artículos entre los periodistas sobre las diferentes visiones de cada uno. Tanto es así que Bill Keller, ejecutivo del rotativo, aseguró que “La semana pasada mi esposa y yo le dijimos a mi hija de 13 años que podía unirse a Facebook. A las pocas horas había acumulado 171 amigos, y me sentí un poco como si le hubiera pasado una pipa de metanfetamina”.

Las asociaciones de protección a los menores rechazan la idea de Zuckerberg. “Nos parece a todas luces contraproducente —asegura Guillermo Cánovas, presidente de Protégeles—. Consideramos que un niño de menos de 13 años no puede prever las consecuencias que tiene subir a la Red determinada información o imágenes. Además, en España, los menores de catorce años no tienen potestad para facilitar sus datos personales. Solo pueden hacerlo con autorización de sus padres”.

Zuckerberg aludió a su interés por la educación para lanzar su propuesta. «Mi filosofía es que la educación debe comenzar a una edad muy temprana». Añadió que Facebook, que en junio llegará a los 700 millones de usuarios, es una herramienta potencialmente educativa, aunque reconoció que necesitaría de cambios para adaptarse a los más pequeños. «Si se levantan estas restricciones, estaremos encantados de aprender cómo hacerlo funcionar y de aplicar precauciones para asegurarnos de que los niños estén seguros».

El debate está al rojo vivo, pero la decisión última la tendrán las autoridades pertinentes.

¿Cómo acabará?

Alea Jacta Est!

Imagen 1

Anuncios