You are currently browsing the tag archive for the ‘Futuro’ tag.

RobotLover!

En el libro Amor y Sexo con robots (Love&Sex with robots), David Levy, presidente de la Asociación Internacional de Juegos Informáticos y reconocido experto en Inteligencia Artificial, apunta que hacia 2050 los androides serán tan parecidos a nosotros que (algunos) preferiremos una pareja robot a una humana, ya que podremos programarla para que sólo nos ofrezca lo bueno de la relación, fantasías sexuales incluidas.

La verdad, es que sólo con pensarlo… se me ponen los pelos de punta. ¿Qué quiere decir? ¿Que de aquí a unos años la gente irá de la mano de un androide? Es más, ¿que podrá mantener relaciones con él? ¿Formarán una familia? Sólo la idea es espeluznante. Pero según este especialista en Inteligencia Artificial, fundador de la compañía Intelligent Toys Ltd., los matrimonios entre humanos y robots serán posibles ya que las fronteras entre realidad y ficción se irán desvaneciendo poco a poco. Los avances tecnológicos van a permitir que los androides sean capaces de moverse, de hablar e incluso de excitarse, y esto hará que muchas personas lleguen a enamorarse de ellos.

No puedo, de momento, imaginarme vivir en una sociedad en la que existan androides capaces de pensar por sí mismos… A ver, la idea de tener un RoboLover me hace hasta gracia, pero puestos a imaginar… ¿qué pasaría si estos robots se rebelan contra los humanos? Hay científicos que ya están perfilando la idea de crear robots militares preparados para ir a la guerra…. ¡Y esto sí que pone los pelos de punta! ¿Y si se les cruza un cable o tienen un cortocircuito y se rebelan contra aquél que les da órdenes? Las películas de ciencia ficción que tratan estos temas cada vez parecen más reales. La idea de que un robot te haga compañía mientras también te ayuda en las tareas domésticas de casa es incluso hasta divertido y aliviador… incluso me hace gracia poder tener un robot que vaya a trabajar por mí y pague sin falta mi hipoteca, pero de ahí a que tenga sentimientos, empiece a pensar por sí mismo, pueda contraer matrimonio e incluso haga disfrutar como cualquier otra pareja sentimental humana… ¡es espeluznante!

By: Mona

Anuncios